¿Cómo supo Microsoft quién iba a ganar la Champions?

¿Cómo supo Microsoft quién iba a ganar la Champions?
15/09/2016 Espai 70

Cada europeo genera al día casi la misma cantidad de datos que producía en toda su vida una persona del siglo XVI. Google atiende al día más de un billón de consultas. Se escriben al día más de 250 millones de tuits y 800 millones de actualizaciones en Facebook… Ese volumen de datos tan variado y descomunal (imposible de capturar, almacenar, gestionar y analizar con las bases de datos tradicionales) es el big data. Analizando partidos previos, estado y antecedentes de los jugadores, condiciones meteorológicas… fue como Microsoft supo antes que nadie que el Real Madrid ganaría la Champions este año.

Gestionar el big data, esos conjuntos brutales de datos, considerando su extraordinaria variedad (sociales, económicos, industriales, personales… y de fuentes muy dispares) a la mayor velocidad posible es la Data Science o Ciencia de Datos.

Los data scientist o científicos de datos son un híbrido entre matemático, estadístico, programador, comunicador, analista y consejero. Es un perfil cada vez más demandado: Una de las consultoras líderes en la economía del Reino Unido, Centre for Economics and Business Research, prevé que el número de científicos de datos crecerá un 45% en Europa para 2020.

Científico de Datos

El concepto de big data comenzó a popularizarse en los años 90 y engloba tanto datos estructurados (dirección de envío y de destino de un correo electrónico) como desestructurados (el cuerpo de ese mismo mail). Su lista de aplicaciones es inmensa: Economía (en esencia vender más y mejor), educación, medio ambiente, salud, transporte y comunicaciones…

  1. Economía: Habits Big Data aporta una visión 360º de los clientes reales o potenciales de un banco (tipologías de las familias, ingresos, tasa de paro, perfiles de consumo, precio medio del m2 en la zona donde vive la clientela, parque móvil e incluso actividad en redes sociales) para segmentar públicos y ofrecerles productos y servicios personalizados así como para predecir su comportamiento. Permite, por ejemplo, elucidar dónde conviene más abrir una sucursal bancaria.
  2. Educación: AltSchool es un modelo educativo en que los alumnos son monitorizados con cámaras y micrófonos para medir a través de sus gestos el nivel de compromiso con la tarea y sugerir a los docentes cambiar las actividades si el alumnado no presta atención. En paralelo, las AltSchool tienen un playlist de aprendizaje para cada alumno, con diversas actividades digitales personalizadas.
  3. Medio ambiente: Smart Cities como Valencia que utilizan la información generada por la propia ciudad para tomar decisiones informadas con el objetivo de mejorar el entorno urbano.
  4. Salud: Proteus es una minipastilla con sensores, un pequeño parche del sensor portátil, una aplicación para un dispositivo móvil y un portal. Una vez ingerida por el paciente, la pastilla va reportando sus patrones de salud y la efectividad de los tratamientos que recibe.
  5. Transporte y comunicaciones: Viajeo es una plataforma abierta desarrollada por la Comisión Europea para analizar la información recogida por sensores, GPS e  incluso redes sociales a fin de mejorar los flujos de tráfico y evitar atascos. Se testó entre 2009 y 2012 en Atenas, Pekín, São Paulo y Shanghái.

3V del Big DataEl  mundo se inunda de datos a razón de +40% al año y esos datos son susceptibles de generar un valiosísimo conocimiento con el hardware y el software adecuados pero ¡cuidado! el big data está casi completamente desregulado en todo el mundo y si algo es gratis on line, el producto eres tú.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*